lunes, 18 de octubre de 2010


No dejes que alguien se convierta en prioridad en tu vida, Cuando tú solamente eres una opción en la suya… Las relaciones son mejores cuando son balanceadas.
Cuando despertamos en la mañana, tenemos dos simples alternativas. Volvernos a dormir y soñar, o nos despertamos y perseguimos esos sueños. La elección es tuya.
Hacemos llorar a los que se preocupan por nosotros. Lloramos por aquellos que nunca se preocupan por nosotros. Y nos preocupamos por aquellos que nunca llorarán por nosotros. Esta es la realidad de la vida; es extraño pero cierto. Una vez de percates de ello, nunca será tarde para cambiar.

3 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo con esta entrada

    ResponderEliminar
  2. si, es verdad.. siempre hay que dar y resibir lo mismo en una relacion sino tarde o temprano se desgasta..

    ResponderEliminar